Inicio

¿Te imaginas un país sin políticos profesionales?

Nuestro sistema de democracia directa se basa en la sustitución de los políticos profesionales por una Asamblea de ciudadanos seleccionados al azar que ejercerá el poder legislativo durante un periodo de seis meses.

Las intenciones de este cambio son limitar la corrupción y que las nuevas leyes respondan a los intereses de la ciudadanía y no a los de los poderes fácticos. El sistema favorece que la mayoría pueda participar, pero el acceso a la Asamblea se limita mediante la superación de una sencilla prueba objetiva.

El Ejecutivo actual, formado mayoritariamente por políticos, se sustituye por profesionales de prestigio en las distintas áreas del conocimiento, elegidos por la Asamblea y sometidos a esta. El único poder que queda intacto —de momento— es el judicial.

Esta propuesta no contiene dogmas, sino opiniones y métodos. Está, por tanto, abierta a su enriquecimiento por cualquier persona que desee hacer aportaciones argumentadas.

joomla template 1.6
template joomla