Flash Democracia Por Sorteo

Toma del poder por la ciudadanía

El perfil social de nuestros políticos se parece poco al perfil social de la ciudadanía española. Cada uno de ustedes tiene su propia idea de cómo son los políticos y cómo es la sociedad de la que proceden. Les sugerimos que comparen la idea general que ustedes tienen de los políticos con la que tienen de la sociedad en su conjunto para decidir qué colectivo proclaman ganador en una competición hipotética.

Si los ganadores para usted son los políticos, lo que defendemos con nuestro sistema no le habrá gustado porque usted tiene asumido que las personas que le gobiernan son mejores que la ciudadanía y por tanto estará satisfecho.

Para nosotros, los ganadores son los ciudadanos —jóvenes, ancianos, funcionarios, empresarios, parados, artistas, científicos, marginados, agricultores, ...—, es decir, la gran mayoría de personas que ahora está subrepresentada y que tiene una idea muy clara de lo que es justo, del futuro que desea para sí y sus hijos, de lo imprescindible y lo deseable, de la ética y la corrupción, de lo que espera recibir de la Administración a cambio de lo que está dispuesto a dar al Estado. Nosotros, la sociedad, sabemos lo que queremos, si lo que queremos es posible, y si es posible, cómo conseguirlo. Nosotros, la sociedad, con buena información y nuestra capacidad de juicio podemos y debemos crear el marco de entendimiento colectivo, los derechos y los deberes que creemos justos. No necesitamos que nuestros deseos los interpreten unos políticos que tan raras veces sintonizan con ellos, aunque digan lo contrario.

Nuestro modelo inunda las estructuras de poder de aire fresco: nuevas voces, otras percepciones de la realidad, personas que cuando legislan lo hacen con los intereses del ciudadano de a pie, quien también tiene en cuenta los intereses de los grandes grupos económicos, pero solo en su justa medida, sin favorecerlos por ser quienes son.

joomla template 1.6
template joomla